, ,

Recursos prácticos para madres conscientes



¿Has sido mamá recientemente? ¿Te sientes sobrepasada con el trabajo, el bebé y no te encuentras ni a ti ni tu sitio?

¿Sientes que no hay solución para las cándidas que aparecen una tras otra justo ahora que necesitas estar fuerte para amamantar y criar a tus hijos?

¿Buscas un espacio para reconocer y crecer como mujer en medio de la crianza de los peques?

Te propongo 4 mini-artículos para 4 grandes situaciones:

Cuando hemos sido madres recientemente, un cúmulo variable de sentimientos, emociones y pensamientos nos remueven entre hormonas que suben y bajan por nuestro organismo. Uno de los sentimientos y emociones muy comunes son los miedos frente la nueva situación, la incertidumbre de cuál es tu lugar como mujer o incluso cuál debe ser tu papel dentro la familia.

Las esencias florales son un recurso natural que puede ayudarte en cualquier comento sin causar efectos secundarios ni residuos tóxicos en el organismo, actuando directamente sobre el estado emocional de la madre y al mismo tiempo repercutiendo en el del bebé.

La esencia floral de Tunna puede ayudarte a encontrar cuál es tu papel, la Granada a conciliar el rol femenino con la realización profesional, mientras que el Clavel de Indias te aportará la escucha interior y seguridad en el propio criterio y el Ajo Salvaje te ayudará a liberarte de cualquier miedo.

Puedes preparar las esencias florales tu misma añadiendo siete gotas de cada esencia a 30ml de agua o bien acudir a un/a profesional que además te ayudará a elegir las más adecuadas según tu situación concreta.

Las emociones perturbadoras se van igual que han venido y también ayudan a recuperar el bienestar


Las situaciones de inseguridad en la toma de decisiones, en especial con la pareja, marcan también una situación que se repite entre las mujeres madres: la aparición de la Cándida albicans, con las molestias y mal humor inherentes a la aparición del hongo .

Si nos encontramos amamantando, la solución no puede pasar por la ingesta de antibióticos, ya que serán transmitidos al bebé a través de la leche.

Sea como sea, restaurando la flora biológica vaginal podemos combatir la Cándida de una forma natural y respetuosa con el cuerpo.

Aplicando 15ml de yogur natural en el interior de la vagina tres veces al día y en especial por la noche, con la ayuda de una jeringa, aliviarás los síntomas rápidamente y reequilibraràs los microorganismos vaginales naturales sin necesidad de antibióticos perjudiciales para la biología interna. Si añades unos probióticos vaginales solubles al yogur reforzarás su acción y aumentarás los beneficios en tu cuerpo.

Si las cándidas han ido apareciendo en los últimos meses, quizás es el momento de que también te plantees hacer un pequeño trabajo de auto-observación y consideres qué es lo que necesitas expresar o qué es lo que te está sobrepasando en cuanto a las relaciones íntimas .

Escucha tu cuerpo. ¡Siempre tiene algo que decirte!

Si eres de las que sufren síntomas considerables del llamado síndrome premenstrual y no encuentras la manera de lidiar con el malestar emocional y la crianza de los pequeños, te propongo una actividad tanto para ti como para ello/as, incluyendo a tu pareja , deis la vuelta a esta bonita fase:

Ten en cuenta que la fase premenstrual es el momento del ciclo más inestable, pero a la vez es un periodo lleno de inspiración creativa. Elige el cuento que más te guste, o que más les guste, y explícalo sin libro. Añadie partes, cambia cosas, ponle descripciones, inventa personajes o la historia entera. Deja siempre que salga cualquier emoción en forma de personaje o explica lo que necesites vaciar en forma de suceso histórico. Verás que tu mente puede convertirse en un cuento de liberación como por arte de magia.

Los días de la menstruación, a pesar de ello, pueden convertirse en los más complicados de todos, sobre todo con los niños. El cuerpo experimenta más interiorización y pide respirar profundamente, observar y sentir. Si además tienes dolor menstrual, este preparado de aceites te ayudará con todo:

A 30ml de aceite de onagra añade:
– 8ml de aceite esencial de lavanda
– 6 ml de aceite esencial de estragón
– 2ml de aceite esencial de caléndula

Aplícate 5 gotas 3 veces al día con un suave masaje y aprovecha esos instantes para conectar con tu parte más interna.

¡Unos pocos minutos pueden suponer grandes cambios!


Espero que hayas podido encontrar respuestas a tus dudas en este artículo y que las puedas poner en práctica lo antes posible.
Si lo prefieres, también puedes contactar directamente conmigo aquí, ¡te atenderé encantada!
Si crees que a alguien le puede ayudar ¡comparte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario