,

¿Menopausia o nueva oportunidad?

Dibujo de Marc Mora para Agenda Naturaleza Femenina 2016

Entre los 49 y 55 años aproximadamente se inicia el climaterio. La mujer puede no advertir ningún cambio o bien puede experimentar des de sofocos, insomnio, trastornos de la memoria o irritabilidad, hasta caída del cabello, disminución de la lívido o depresión.

Todo ello se debe a que los niveles de estrógeno y otras hormonas producidas por el aparato reproductor femenino empiezan a cesar, para volverse a estabilizar en un periodo que puede oscilar entre 6 y 13 años, dependiendo de la mujer. En verdad, ese dato no es del todo significativo, pues el cuerpo de la mujer está preparado para producir estrógenos y otras hormonas necesarias des de otras partes distintas a los ovarios, como la piel, el cerebro o las glándulas suprarrenales. Y en realidad, cuando los ovarios disminuyen la producción de hormonas, éstos órganos responden para compensar el cambio. Pero este no es el tema que nos concierne hoy…

Son muchos los remedios que podemos usar para contrarrestar los síntomas de la menopausia: aromaterapia para los cambios de humor, hierbas medicinales y alimentación específica para aumentar los niveles hormonales, ejercicio, meditación…

Pero… ¿ y si en vez de contrarrestar los síntomas nos uniéramos a ellos?

La disminución de los estrógenos y el consiguiente aumento de la progesterona provocan en la mujer estados de ánimo similares a los de la premenstruación: irritabilidad, cansancio, pérdida de memoria… estados que forman parte de la comunicación del cuerpo con la psique y que son la oportunidad para cambiar aquello que no es cómo habíamos imaginado que sería. De hecho, el momento vital de la etapa premenopáusica se corresponde directamente, tanto física como emocionalmente, con el momento cíclico de la premenstruación, una oportunidad para reinventarse, para dejar atrás lo que ya no conviene, para usar la maravillosa creatividad femenina y hacer borrón y cuenta nueva. Y no solo eso, el momento vital del climaterio en sí (a partir del cese de la menopausia) se corresponde con la fase cíclica de la menstruación, la etapa de la sabiduría y la conexión. Si llevamos esto al momento vital, podríamos decir que desde la menopausia hasta el final de los días de una mujer, las hormonas y el movimiento vital natural, la conducen des de todas las partes de su ser a entrar dentro de sí misma con todo el potencial femenino de sabiduría, creatividad e intuición, para sacar todo su poder, expresión y belleza.

Aquí queda la reflexión, hoy Día Internacional de la Menopausia, día que para invita a todas las mujeres en el climaterio o en menopausia, a vivir plenamente esta oportunidad de reinventarse y sacar el mejor provecho a este fantástico periodo.

Os dejo con una de las meditaciones de la Agenda de la Naturaleza Femenina 2016, inspirada en las técnicas de sanación chamánica y creada con el apoyo de Wayra Suami.

Meditación de la Anciana Sabia:

Siéntate relajadamente en un lugar donde estés tranquila y donde no te interrumpa nadie. Escucha tu cuerpo, tu respiración… Date permiso para ir poco a poco y que las cosas fluyan…

Observa ante ti un paisaje especialmente agradable. Puede que haya árboles frondosos o flores de todos los colores…

Visualiza en el paisaje un gran lago de agua cristalina y brillante.

Dirígete hacia el lago con la intención de zambullirte y una vez dentro, sumérgete en sus aguas claras y templadas. Sumérgete hasta donde quieras llegar.

Visualiza ahora imágenes en el interior del lago que te mostrarán quién eres realmente. Puede que aparezca alguien, puede que sólo haya imágenes. Pregunta lo que quieras a quien encuentres o a la imagen que tengas delante.

Cuando sientas que es el momento, vuelve a subir hacia la superficie hasta salir del lago. Observa el paisaje y despídete de él, volviendo poco a poco a tu realidad. Mueve las manos, los dedos, los pies, el cuerpo y abre los ojos poco a poco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario