,

Día Internacional del Orgasmo Femenino

orgasmo-femenino

Fotografía: Júlia Llenas

Hoy se conmemora el Día Internacional del Orgasmo Femenino, una celebración que surgió el año 2006 en Brasil por la petición de un concejal de la población de Esperantina, el cual según parece, propuso el día para compensar sus deudas sexuales para con su esposa, así, se propuso el 8 de agosto como día dedicado a estimular el placer sexual de la mujer.

Lejos nos queda ya la represión de la sexualidad femenina, aquellos tiempos en los que el placer de la mujer era censurado e incluso demonizado -destacando que la inclusión del clítoris en los libros de anatomía apareció y desapareció durante muchísimos años, y que aún hoy sigue siendo un desconocido para muchas mujeres- para convertirse hoy día en un acto banal, meramente sexual y egoíco que ostenta las relaciones de poder, escenarios que suprimen la evolución del ser humano, en el mejor de los casos. El dato curioso es que, pese a la liberación de la sexualidad, en especial de la mujer, siguen habiendo infinitos casos de anorgasmia, frigidez, inapetencia sexual y simulación del orgasmo. ¿Será que hay algo que no hemos entendido?

No es necesario que todo el sexo esté infundado por el amor, pero el desconocimiento de lo que implica compartir un orgasmo con otra persona, sea del sexo que sea, puede dar lugar al sexo basura, acarreando situaciones espantosas e incluso traumáticas.

La sabiduría ancestral nos enseña que el intercambio sexual implica a su vez un profundo intercambio energético en varios niveles que puede durar hasta años. Por ello, cuando las relaciones sexuales se dan por motivos de posición social, venganza, ego, experimentación inconsciente o simplemente auto-placer, la poderosa energía sexual transmitida es de muy baja vibración, trayendo consigo los efectos descritos, sin tener en cuenta el daño emocional y psicológico que conlleva ser considerada un objeto sexual.

Otra peculiaridad del sexo basura es la forma en que se aprovecha la energía del orgasmo. En la mayoría de los casos no somos conscientes, ni mujeres ni hombres, de la enorme cantidad de energía vital que movemos en el acto sexual. En este caso los hombres lo notan más, pues al terminar el coito pueden quedarse extremadamente cansados. Otra vez, la sabiduría ancestral nos dice que podemos aprovechar nuestros orgasmos para aumentar nuestra vibración, la que transmitiremos al otro/a y la que usaremos para nuestro proceso evolutivo.

Así pues, hoy, Día Internacional de Orgasmo Femenino, es un día que nos invita a echar un vistazo a nuestra vida sexual, a la función que le damos al orgasmo, a la enorme cantidad de publicidad sexual que reciben nuestros sentidos y cómo nos afecta, a la educación sexual que estamos dando a nuestros hijos y sobretodo, es un día para tratar de  reenfocar la mirada, hacia  una sexualidad sana, equilibrada y enriquecedora de verdad.

Para conocer un poco más sobre el orgasmo femenino y la energía orgásmica: El clítoris, ese gran desconocido (documental) La pareja multiorgásmica. Mantak Chia.(libro)  
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario