,

Sanando los abusos sexuales

abusos-sexualesPor desgracia somos muchas las mujeres que en algún momento de la vida hemos sufrido abusos sexuales de algún tipo.

Ya sea inducidas por una cultura que muestra que una mujer llega a ser algo cuando sabe hacer uso de las virtudes de su cuerpo y encanto, o bien porque caemos en la trampa de usar la forma físico-material-sexual para salirnos con la nuestra, muchas mujeres nos hemos visto prestando nuestros cuerpos, permitiendo ser humilladas, maltratadas y abusadas sexualmente, en muchos casos sin ni siquiera darse cuenta.

Las consecuencias de este tipo de comportamientos, conscientes o no, suelen dejar secuelas en las psiques de adolescentes y mujeres adultas, que en muchos casos aparecen como trastornos del aparato reproductor y del desarrollo sano de la sexualidad.

Inapetencia sexual, frigidez, asco al sexo y al roce, falta de vitalidad o dolores menstruales son algunos de los síntomas que nos indican que hay que prestar atención a lo que nuestro cuerpo nos esta diciendo.

Existen en el mercado esencias florales (EF) que, mezcladas cuidadosamente nos pueden ayudar a resolver este tipo de trastornos de una forma natural y armoniosa con el cuerpo y el espíritu. Una buena combinación es:

–  EF Hibiscus

– EF Milenrama

– EF Manzanilla – EF Algodón

Mezclar cuatro gotas de cada esencia en un frasco de 30ml de agua de manantial y añadir un poco de Brandy. Tomar cuatro veces al día hasta pasados unos días de haber notado mejoría.

Nos ayudarán a sanar las heridas interiores, a recuperar nuestro poder personal, vitalidad y deseo sexual y a aliviar la culpa por permitirse tales abusos. (No olvidar que este es un remedio genérico. Cada caso particular puede necesitar complementarse con otras esencias, incluso no necesitar algunas de éstas)

Además, combinadas con ejercicios de visualización y conexión con el útero recuperaremos nuestro centro energético en todo su vigor para disfrutar de una vida plena y sexualmente sana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario